Tucumán

 

Superficie: 22.524 Km2

Población: 1.338.523 habitantes (Censo 2001).

Capital Provincial: San Miguel de Tucumán - 527.607 habitantes (censo 2001).

Principales Ciudades: San Miguel de Tucumán, Banda del Río Salí, Tafí Viejo , Aguilares, Concepción, Monteros, Simoca, El Siambón, San Javier, San Pedro de Colalao, Yerba Buena, Tafí del Valle.

La provincia de Tucumán se encuentra ubicada en el noroeste de la República Argentina, con una superficie de 22.524 Km2 y una población de aproximadamente 1.300.000 habitantes. Su ciudad capital es San Miguel de Tucumán (550.000 habitantes), fundada en 1565.

Limita al norte con la provincia de Salta; al este con la provincia de Santiago del Estero; al sur y al oeste con la provincia de Catamarca.

 

Relieve:

A pesar de su escasa extensión, la conjunción de factores determinados por su posición geográfica y su relieve muy contrastante, hace que dentro de su territorio se amalgamen paisajes muy diversos, que abarcan desde las planicies pobladas por monte espinoso hasta las selvas de la ladera y desde vastas extensiones llanas hasta cumbres nevadas. Su relieve presenta dos regiones bien diferenciadas: llanuras en el este y montañas al oeste.

La primera constituye la extremidad occidental del Gran Chaco, en tanto que las formaciones orográficas del oeste tucumano son un tanto heterogéneas. El norte, por ejemplo, está dominado por las sierras subandinas, mientras que una ancha franja recostada al occidente pertenece a las sierras pampeanas. Los cordones montañosos que erizan la provincia están separados por bolsones y valles.

Sobernas indiscutidas del paisaje tucumano son las Cumbres Calchaquíes, que orlan el sector meridional de la Puna, y las sierras del Aconquija, a la que pertenecen las mayores elevaciones de la provincia, como el Nevado del Candado, de 5.450 m, y el cerro del Bolsón, de 5.550 m de altura.

 

Clima:

Cálido subtropical con estación seca en invierno.

Durante los meses de octubre a marzo predominan las lluvias que sobrepasan los 1.000 mm anuales. El promedio de temperatura máxima anual es de 25°, con una mínima de 13°.

La provincia tiene diversos microclimas debido a la variación de la altura de su relieve.

Economía:

Con abundantes recursos hídricos, que bajan del oeste y del noroeste a través de numerosos colectores, la llanura tucumana es recorrida por el río Salí, sus aguas y numerosas obras de regadío hicieron de Tucumán “ El Jardín de la República”. Hacia el norte de estas tierras se localiza San Miguel de Tucumán, una de las ciudades más antiguas del país.

Las actividades productivas de Tucumán, son la agroindustria azucarera y la citricultura, principalmente del limón y la elaboración de jugos y esencias, de los que esta provincia tiene fuerte presencia en el mercado mundial. También resulta destacable, en la esfera industrial, la fabricación de camiones, vehículos de transporte colectivo y sus partes, la fabricación de calzado deportivo y la industria textil.

Turismo:

El atractivo turístico principal de la provincia está dado, por un lado, por la zona de los valles Calchaquíes y los pueblos históricos, y por el otro, las expresiones culturales regionales.

Parque Nacional Campo de los Alisos: Creado para proteger a un sector representativo de la selva y el bosque montanos, y del bioma altoandino.

San Miguel de Tucumán: en la ciudad capital se levanta la famosa Casa de Tucumán, donde el 9 de julio de 1916 fue proclamada la Independencia de la República Argentina. También es posible visitar el Museo Folclórico Manuel Belgrano que cuenta con instrumentos musicales indigenas, cerámica y trabajos en maderas de estos mismos. Otro lugar de interes es el Instituto Miguel Lillo que presenta replicas en tamaño natural de dinosaurios y otros fósiles del Parque Provincial Ischigualasto en la provincia de San Juan.

Amaicha del Valle: Cada año se festeja aquí la Fiesta de la Pachamama (Madre Tierra), heredada de los habitantes originarios de esta región. La fiesta, mezcla de creencias indígenas y cristianas, dura tres jornadas. Sus ecos, con regusto de vino patero elaborado según viejas tradiciones, resuenan en los valles.

Tafí del Valle: En el se encuentra el Parque de los Menhires, que alberga las enigmáticas piedras talladas con inscripciones y figuras por los pueblos originarios de la zona. Estos monumentos líticos se asocian con rituales de fecundidad. Los primeros habitantes de este lugar fueron los indios Calchaquies, quienes cultivaban la tierra y criaban llamas.

Quilmes: Los estudios muestran que en este asentamiento, de robustas paredes, ya habitaba gente en el siglo XI. Era un complejo urbano de 30 hectareas en la cual habitaban 5000 personas. Los Quilmes (habitantes originarios del lugar) sobrevivieron al contacto con los Incas (1480 después de cristo), pero no tuvieron la misma suerte en manos de los españoles. Los cuales hicieron propio el lugar y deportaron, en 1667, 2000 de sus habitantes hacia Buenos Aires, donde habitaron en la zona sur, lugar que acualmente lleva su nombre y que ha dado origen a la famosa cerveza.

 

Bienvenidos, al Jardín de la República

Tucumán es dueña de un encanto natural, ofrece la magia de los contrastes y la diversidad en sus paisajes. Resulta difícil creer que en la más pequeña de las provincias argentinas - 22.524 kilómetros cuadrados - conviven cañaverales y verdores impenetrables junto a cielos azules  sin interrupciones y nieblas que cubren horizontes. Llanuras extendidas al naciente y montañas de telón de fondo al oeste con cumbres que superan los 5.000 metros de altura, climas secos y húmedos, selvas exuberantes, manifestadas en las célebres Yungas y tierras áridas, modernas ciudades, apacibles pueblos y ruinas indígenas, hacen de esta provincia un lugar obligado para conocer. Para quitarse la duda nada mejor que internarse en sus paisajes de película, degustar su gastronomía, disfrutar de su folklore bien vernáculo e incluso hermanarse con sus siestas sagradas. Existen diversas teorías  sobre el significado de la palabra Tucumán; "Yucuman" - lugar donde nacen los ríos - o "Tucma" - donde terminan las cosas -, ambos vocablos acusan origen quechua y señalan una valiosa herencia preincaica  que supo dejar huellas imborrables en la provincia. Entre ellas, antiguas fortalezas erigidas en sitios estratégicos como las Ruinas de Quilmes o La Ciudacita. También los Mehires - en lengua celta "piedra alta" - encontrados en toda la zona del Tafí y que actualmente están reunidos en una Reserva en El Mollar. Se cree que estos petroglifos grabados tenían un valor ceremonial y propiciador de fecundidad, fertilidad o fraternidad religiosa. El pasado se hace presente también en la elaboración de los afamados quesos tafinistos, según los antiguos patrones heredados de los Jesuitas, o en las delicadas randas de Monteros, artesanía típica trabajada desde los tiempos de las damas castellanas. Después llegaron los tiempos de la revolución y la historia reservó para Tucumán un papel fundamental: aquí tuvieron  lugar grandes batallas contra los Ejércitos realistas comandados por defensores acérrimos  de la libertad como José de San Martín y Manuel Belgrano, y aquí se declaro el 9 de Julio de 1816, bajo un grito unánime, la Independencia Argentina. Basta recorrer los alrededores de la plaza principal  de San Miguel de Tucumán para evocar gestas gloriosas y descubrir el valioso patrimonio arquitectónico  de variados estilos (académico francés, italianizante,  ecléctico, entre otros) representado en prestigiosos edificios.

Así, desde tiempos de la revolución independentista, Tucumán tomó relevancia  entre las provincias del interior del país. El desarrollo productivo  de la zona, con producciones de azúcar y limón en los primeros planos mundiales, la proliferación  de universidades, salas de exposición y teatros, y la instalación de gran cantidad de entidades financieras, bancos y otras importantes empresas multinacionales, entre otros hechos, fueron convirtiendo a Tucumán, a lo largo de los años, en el centro comercial, industrial y cultural del norte argentino.

El clima, caracterizado como subtropical con estación seca, ha sido inmensamente generoso con este territorio al sur del Trópico de Capricornio. Sus rasgos atmosféricos  se hermanan con los diversos paisajes y relieves. A pesar de no ser un territorio de gran tamaño, goza de una gran amplitud térmica, debido a la gran variedad de altitudes que posee. Si en el llano prevalecen  las temperaturas elevadas, el área de montañas hace descender las mismas  significativamente. En los valles el invierno  acusa grandes diferencias climáticas en un mismo día. Las lluvias se concentran  en el verano descendiendo tanto al naciente  como al poniente montañoso. Pero aún falta mucho por descubrir. El oeste Tucumano  regala postales deslumbrantes en Tafí del Valle, Amaicha, Colalao y el Pichao, localidades enclavadas en las alturas calchaquíes  donde todavía se venera a la Pachamama. La vegetación selvática de las Yungas envuelve sendas y caminos sinuosos en villas veraniegas como San Javier, Raco, El Simbón y Villa Nougués. El sur discurre entre lagunas escondidas, como la Laguna del Tesoro, que despiertan mitos y leyendas, alisos que se repiten  infinitamente o entre exquisiteces  regionales, entre ellas humitas y tamales que se disfrutan mejor al compás de zambas, como en la Feria de Simoca. Por último el Valle de Choromoros invita a recorrer la antigua  ruta al Alto Perú y también perderse  en los recovecos de la apacible villa veraniega  de San Pedro de Colalao.

Valles Calchaquíes

La Ruta nacional 38 en dirección sur deja  atrás San Miguel de Tucumán para luego empalmar  con la Ruta Provincial 307 rumbo al oeste. Desde allí, el ascenso a los Valles Calchaquíes regala curvas y contracurvas, caminos de cornisa, un sinfín de verdores y el continuo rumor  del Río Los Sosa - codiciado por devotos de la pesca de salmónidos - que asoma al fondo de  un abismo. Algunos puntos del recorrido, donde el sol nunca asoma y la niebla permite adivinar el precipicio fueron bautizados con nombres como  La Heladera o Fin del Mundo. A mitad de camino entre Acheral y Tafí del Valle se alza el Monumento al Indio, obra del escultor Tucumano  Enrique Prat Gay que, en sus seis metros  de altura rinde homenaje a los "chasquis" , mensajeros del Inca que recorrían a pié este inmenso imperio  que se extendía más allá  de los límites de Tucumán. Desde este punto se puede disfrutar de un magnífico panorama  de cerros y quebradas. La imponente presencia del  cerro El Pelao y del Dique La Angostura dominan el paisaje y delatan la cercanía de Tafí del Valle, portal de entrada a los Valles Calchaquíes . Aunque el sol pega fuerte, el aire se siente fresco: "El pueblo de entrada espléndida" - significado  de Taktillakta luego derivado en Tafí -se presenta ante los ojos viajeros como un oasis de ensueño, a 2000 metros de altura y tan sólo 107 kilómetros de la capital tucumana. Antes de la llegada del asfalto este pueblo era un secreto bien guardado por familias de estancieros, que debían sacrificar dos días enteros a lomo de mula para poder disfrutar de las bondades del clima calchaquí

Valle de Choromoros.

Los españoles bautizaron a estas tierras como valle de Choromoros, inspirados en el nombre que asignaron a los aborígenes del lugar. La Ruta Nacional 9  en dirección norte es la vía de acceso a la ciudad de Trancas, poblado que nació hacia el año 1.600 en un paraje cercano que hoy se conoce como Villa Vieja. Hacia 1.781 el sitio constituyó  un centro estratégico para la defensa del norte y en tiempo de nuestra independencia se convirtió en escenario de algunos de los hechos más resonantes en ese lugar, en el año 1.816, el General Manuel Belgrano retomó el mando del Ejercito del Norte en reemplazo del General José Rondeau. Con la llegada del ferrocarril en los albores del siglo XX,  la población se trasladó 2 Km al sudoeste hasta su actual emplazamiento. De la Villa Vieja quedo como testimonio el Templo del Sagrado Corazón o San Joaquín de 1.760 que cuenta con el Acta de Nacimiento  de la escultora tucumana Lola Mora entre su valioso archivo parroquial. Apenas 6 km al norte de Trancas  una fuente milagrosa bautizada con el nombre de "Pozo del Pescado" recuerda el paso de San Francisco Solano por este lugar.  Bordeada por dos ríos típicos de montaña - el Tipa y el Tacanas - , la Villa Turística  de San Pedro de Colalao se extiende a lo largo de un angosto valle a 1.100 m.s.n.m.. El día a día social de San Pedro  tanscurre alrededor de la Plaza Leocadio Paz, de añosa arboleda y enmarcada por antiguas casonas, ejemplos típicos del clasicismo italianizante de fines del siglo XIX. La Iglesia de estilo neogótico alberga en su interior una campana de 87 kilos y más de 300 años, de supuesto origen Jesuítico, hallada en el lecho de un río cercano a  Hualinchay. Todos los años en el mes de febrero se realiza la representación del Milagro de Lourdes, réplica de la original Francesa , ubicada en la entrada de la Villa.

Las Yungas

Difícil es contrariar mitos instalados  en el imaginario popular. Sin embargo, apenas uno se sumerge en la selvática vegetación de las Yungas abandona la idea de que el norte es sinónimo de aridez. Molles, lapachos, tipas, laureles, jacarandás, orquídeas y bromeleas, envuelven senderos sinuosos que se desdibujan en la niebla; la exuberancia es tal que no hace falta explicar el por qué de la denominación  "Jardín de la República".

El recorrido comienza en la avenida Mate de Luna - columna vertebral de San Miguel de Tucumán - y atraviesa Yerba Buena. Arboledas, casas bajas y espléndidas canchas de golf dibujan la postal de esta ciudad residencial a los pies del cerro San Javier 

Camino al Sur

Festejos, tradiciones y destrezas criollas acompañan el primer tramo de este circuito. Sede de la Fiesta  Nacional de la Empanada, Famaillá enciende sus hornos de leña cuando llega la primavera para poner a prueba a las mejores empanaderas. Simoca, un pueblo de casa con patios frescos y tertulias junto al mate, se viste de fiesta los sábados. Cientos de Sulkys - medio de transporte tradicional de tracción a sangre - se acercan a las abandonadas vías del ferrocarril Belgrano para intercambiar productos. En julio, la feria adquiere carácter nacional, los sulkys se multiplican por doquier, los puestos de comida rebalsan de empanadillas de batata, roscas de anís, tortillas, humitas y especias varias, y la caballería gaucha desfila por las calles mientras suenan de fondo acordes del más puro folklore.

Parque Nacional Campo de los Alisos, es un espectacular muestrario que abarca 10.000 hectáreas con diferentes estratos de vegetación  y una gran variedad de fauna autóctona. Sobre la ladera oeste del nevado del Aconquija, a 4.200 m.s.n.m., se hallán las míticas e inexploradas Ruinas de la Ciudacita, un sitio arqueológico de inestimable valor, que se caracteriza por  estar construido en piedra laja de color gris y con recintos circulares, rectangulares y cuadrangulares, con patios, plazas y promontorios. Previo paso por el Río Cochuna, la Laguna del Tesoro,  a 1.880 m.s.n.m., es otro de los secretos de Tucumán; la leyenda cuenta que aquí los indígenas escondieron sus riquezas. Aunque el acceso es difícil, bien vale la pena la larga travesía a pié - unas 8 horas - por medio de deslumbrantes escenarios selváticos, para llegar a este imponente espejo de agua de singular belleza.

San Miguel de Tucumán

El Virreinato demandaba la consolidación de la ruta entre el Río de la Plata y el Alto Perú. El Capitán Diego de Villaroel, por mandato de su tío, el Gobernador Francisco de Aguirre, decidió entonces "plantar"  bandera sobre la ribera del río del Tejar, en Ibatín, un 31 de mayo de 1.565. "San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra  de Promisión" fue su bautismo. Después vinieron las penurias; entre inundaciones, enfermedades y una nueva traza del camino real, la ciudad se trasladó, 120 años después, por orden del Gobernador Fernando de Mendoza y Mate de Luna, a su actual emplazamiento en la margen derecha del río Salí.

Hay mucho para ver en la histórica capital tucumana; nada mejor que empezar por el centro de la ciudad: la Plaza Independencia. Allí donde antes hubo un solar descampado con un solo árbol  y, en épocas de guerras  civiles los malechores y los rebeldes eran ejecutados, hoy se erige la Estatua de la Libertad. Esta magnífica escultura  en mármol de Carrara, realizada por la escultora tucumana Lola Mora, se encuentra enmarcada por lapachos, laureles, tarcos y una doble fila de naranjos.

La prosperidad promovió la construcción de nuevos edificios y es así como en 1912, en el lugar exacto donde se ubicaba el antiguo Cabildo - frente a la plaza - se levantó la Casa de Gobierno, de estilo académico francés cuya construcción demandó dos años.

 

Casa Histórica de la Independencia

Es un ejemplo de vivienda del período virreinal, con patio principal y otro con huerta. Su histórica sala fue el escenario del hecho más relevante de nuestro país, pues allí se proclamó la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. En el frente destaca su portada con las célebres semicolumnas en espiral. Es Museo Nacional con un destacado patrimonio de muebles, platería y porcelanas.  En el patio de honor se exhiben  los altorrelieves realizados por Lola Mora, que aluden a las dos fecha patrias.

 

Museo de Arte Sacro

Edificio aledaño a la Catedral, posee un destacado patrimonio de obras de pintura, imaginería e indumentaria religiosa. Sobresale entre otros, el cuadro "Virgen del Rosario de Pomata", óleo de 1.669.

Iglesia Catedral

Construida sobre el proyecto del Ing. Francés Pedro Dalgare Etcheverry, entre 1846 y 1856, es la cuarta Iglesia  que se levantó en el solar. Le impuso un lenguaje innovador para la época, teñido de formas y esquemas neoclásicos, modelo que inspiró a mucha Catedrales del país. Su interior guarda la Cruz Fundacional, y la tumba de destacados Próceres, ente ellos el Dr. José Eusebio Colombres, congresal de 1816 y precursor de la industria azucarera. También se hallan allí los restos de Gregorio Aráoz de Lamadrid, luchador de la Independencia Argentina. Declarada Monumento Histórico Nacional desde el 12/8/1941.

 

Iglesia Santo Domingo

Consagrada en 1884, ostenta un monumental pórtico de raíz clásica. Su  interior guarda la antigua y venerada imagen de la Virgen del Rosario, originaria del Cuzco, así como piezas de imaginería de relieve como un Cristo Yacente y Santo Domingo Penitente. En su costado norte se extiende el típico patio, en cuyo perímetro funciona la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino.

 

Museo Nicolás Avellaneda

Perteneció al Gobernador José Manuel Silva, pero es mas conocida como la "Casa Avellaneda" pues se conjetura que en ella nació el Presidente Nicolás Avellaneda. Es la vivienda de altos más antigua que se conserva. Originalmente tenía el doble  de su actual tamaño. Guarda carbonillas originales de la Escultora Lola Mora y significativos objetos que testimonian el pasado de la Provincia.

 

Museo de la Industria Azucarera

Casa del Obispo Colombres

Morada solariega del presbítero José Eusebio Colombres, cuando estas tierras formaban parte de su finca denominada "El Bajo". En este sitio, el célebre Obispo impulsó definitivamente  el desarrollo de la Industria Azucarera (1821).

La casa es testimonio de vivienda rural de los tiempos de Rosas. Allí funciona el Museo de la Industria Azucarera, y su interior conserva objetos del prelado y testimonios relativos a viejos ingenios de la provincia.

 

Plaza Independencia y su entorno

Sitio habitual  de las fiestas cívicas y escenario de manifestaciones populares. Es el espacio preciado de los tucumanos por su carga simbólica, memoria histórica y patrimonio arquitectónico que la circundan.

Desde tiempos remotos fue escenario  de los hechos sociales y cívicos más relevantes de San Miguel de Tucumán. Es decir el corazón  de su área histórica. En los orígenes del período  colonial cumplió la función de Plaza de Armas, y en la segunda mitad del siglo XIX se transformó en Plaza  Paseo. La engalanan árboles centenarios y frondosos, y en su centro se erige la estatua de "La Libertad", monumento en mármol inaugurado en 1904 de la escultora tucumana Lola Mora.

 

Pulso del Mundo agradece a la Provincia la información, provista por la Representación Oficial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la que será ampliada y actualizada progresivamente.

Galería Comercial