País: Bulgaria
Nombre Oficial: República de Bulgaria
Capital: Sofia
Continente: Europa
Territorio: 110.910 Km2
División Política: 28 Provincias
Sistema de Gobierno: Democracia Parlamentaria con Presidente
Población: 7.322.858 habitantes
Crecimiento demográfico: 0.8 (2006)
Religión: Ortodoxos Búlgaros 83.8, Musulmanes 12.1, Católicos 1.7,
Judíos 0.1 y otros 2.3 %.
Composición Etnica: Búlgaros 83.6, Turcos 9.5, Otros (Armenios, Gitanos,
Valacos, Eslavos y Macedonios) 6.0 %
Gentilicio: Búlgaro / a
Idiomas: Búlgaro (Oficial), Turco, Ruso y Macedonio
Educación:
Fiestas Patrias: 22 de Setiembre Día de la Independencia Nacional
Salud, Gasto Público: 4.1 (2006)
Moneda: Leus
Desempleo: 9.6 (2006)
Alfabetización: 98.6 %
Fecundidad de la Mujer: 1.3 (2007)

 

 

Bulgaria

 

La República de Bulgaria esta situada en la parte nordeste de la Península Balcánica. Al norte tiene su frontera con Rumania, al sur con Grecia, al sureste con Turquía, al oeste con Serbia y al suroeste con Macedonia. Su frontera natural al este es el Mar Negro y la longitud de su litoral es 378 kilómetros. Si visita Bulgaría quedará pasmado de la mano que ha alineado de una manera única en su género, los fragmentos enormes de rocas en la localidad "Pobitite Kamani", cerca de la ciudad de Varna; estaran encantados de las rocas de las gargantas pintorescas de Buynovo y Trigraden, los Montes Rodopi cavados durante miles de años por los ríos de la montaña, así como de la vista increible del cabo Emine del Mar Negro, donde el agua y la piedra han creado una costa pétrea única en su género. Estarán impresionados  de las rocas de Belogradchik una cadena de rocas masivas y de bloques de rocas, así como del mosaico de pirámides rocosas y casas antiguas en Melnik. El país está en uno de los primeros lugares  del mundo por el número de manantiales  minerales naturales. Las aguas ricas en sales minerales y hierro, nacen de las profundidades de la tierra. Más del 75% de ellas son calientes y las temperaturas varian de 37° C. a 100° C. . El Danubio es la ruta fluvial de Bulgaria que vincula el país con Europa Central y Europa Occidental.

En el año 681 fue fundado el Estado Búlgaro, uno de los más antiguos de Europa. La primera capital Búlgara fue Pliska, durante el Gobierno consecutivo de los Kanes Asparuh, Krum (803-814) y Omurtag (814-831), Bulgaria llegó a ser uno de los Estados más poderosos de la Europa del sureste.

 

La Cultura

Bulgaria tiene un notable patrimonio cultural creado a lo largo de su historia milenaria. En su territorio hay 36 reservados culturales e históricos y mas de  40.000 monumentos culturales. Ellos datan de distintas épocas históricas; hallazgos prehistóricos, tumbas tracias, vestigios arqueológicos de la época helénica, fortalezas romanas, y bizantinas monumentos históricos del Primero y del segundo Reino Búlgaros y de la época del Renacimiento Búlgaro, complejos arquitectónicos conservados en las grandes ciudades y pueblos enteros con una atmósfera y arquitectura auténticas. El oro labrado mas antiguo del mundo esta descubierto en el Necrópolis de Varna y actualmente se puede ver en el Museo Arqueológico de la ciudad. Una fama mundial tienen el tesoro de oro de Valchitran de la edad de Bronce, los tesoros de oro de Panagiurushte, de Vratza, de Lucovit, y de Létnitsa que datan del siglo 4° a.C., así como el tesoro de plata de Rogosen. En muchas regiones del país se conservan ciudades y pueblos con arquitectura típica Búlgara de la época del Renacimiento. Entre ellos se destacan  el Antiguo Plovdiv, Veliko Tárnovo, Koprivshtitsa, Triavna, Arbanasi, Bozhentsi, Zhéravna, Mélnik, Bansko, Kováchevitsa, Nesebar, Sozopol etc.

 

Folcklore

Los trajes tradicionales y los instrumentos  musicales son muy interesantes y únicos en su género. Algunos de los trajes regionales

más populares son los así llamados "trajes negros" y "trajes bancos", los trajes de Tracia, de la Montaña Rodopi y de la región de Vidin. Los trajes folclóricos que se llevan durante las distintas fiestas son muy variados. Uno de los mas populares son los de "Kukén" (participantes disfrazados en bailes rituales antes de la cuaresma) y de las "lazarki" (muchachas vestidas de novias que bailan y cantan en el día de San Lázaro), así como lo de los bailadores sobre brasa -"nestinari". Los instrumentos musicales tradicionales Búlgaros que tienen un sonido original son la cornamusa "cabagaita", la cornamusa "dguragaita", "gadulca", "caval", "tapan", la mandolina Búlgara, "dvoyanca", "chanove" y otros similares.  Los ritos de las ferias y fiestas se celebran de acuerdo con un calendario estricto. Solamente los hombres pueden participar en las interpretaciones de las canciones navideñas durante el rito "coleduvane" (un rito folclórico para la fiesta de Navidad). "Surcavane" es el rito más típico para la noche del año nuevo celebrado en todo el país. "Laduvane" es también un rito Búlgaro  para las Fiestas del Año Nuevo, pero se interpreta por muchachas y consiste en un acto colectivo de adivinar cuál de ellas se casará. En el día de Trifón Zaresán (El Podador), el 14 de Febrero, que es dedicado de los vinicultores los hosteleros y los jardineros, se poda por primera vez la vid. En este rito participan solamente hombres. Los juegos de "kukeri"  se celebran en el primer domingo de la cuaresma - en ellos participan "kukeri" (hombres vestidos como animales que infunden miedo, por ejemplo chivo, toro, carnero, etc). los participantes son jóvenes solteros vestidos con zamarros de ovejas o de cabra.  Adornados con muchos "chan" (cascabeles metálicos) en sus cinturas los "kukeri" son una atracción grande. Las carreras al galope  con caballos "kushia" es un rito que se celebra en el día de Todor (el primer sábado de la cuaresma). "Lazaruvane" es un rito dedicado a los campos, las dehesas, los bosques  y las chicas jóvenes - "lazarki", que se visten de trajes tradicionales de primavera. Las "Lazarki" recorren las casas empezando desde el mediodia del sábado dedicado a Lázaro y continuando hasta el domingo de Ramos, conocido en Bulgaria como Vrabnitsa o Zvetnitsa (el día de las flores). El 1° de Marzo se festeja el principio de la primavera. Se hacen "maternitsi" (hilos de lana o de algodón rojos y blancos que se entretejen) y las personas se los ponen como adorno para desearse buena salud. San Jorge se celebra el día 6 de Mayo -el Santo es considerado Patrón de los Pastores y los rebaños. En este día las casas y las granjas se  adornan con coronas de verdura, la gente baila, los columpios se mecen. La mesa se sirve sobre la hierba verde -el menú incluye "curbán" (cordero cocido del primer cordero nacido), pan redondo y otras comidas rituales.

 

Monasterios e Iglesias

En Bulgaria hay más de 160 Monasterios y muchas Iglesias. Los más conocidos y visitados son el Monasterio de Rila, el Monasterio de de Rozhen, el Monasterio de Troyan, el Monasterio Preobrazhenski y el Monasterio rupestre Aladzha. El país es famoso tambien con la  centenas de Iglesias donde  se conservan las obras únicas de las escuelas iconográficas Búlgaras - frescos murales, tallados en madera, frescos e iconos medievales,. En muchos de los Monasterios como el Dobridolski, Chiprovski, Klisurski, Chekotinski, "Sedente trona" , Cherepishki, Glozhenski, Troyanski, Batoshevski, Svetogorski en Veliko, Tárnovo, Diranovski en Bugaria del Norte y el de Rila, Bachkovo, Arapiashki, el de Kalófer, y el de Magliish - en Bulgaria del Sur.

 

Reglas de tráfico

En las carreteras de Bulgaria se circula por la banda derecha. Los límites de velocidad  para los automóviles son los siguientes: en los marcos de las ciudades hasta 50 kilómetros por hora, por las carreteras hasta 80, por las autovías hasta 120 kilómetros por hora. La cantidad máxima de alcohol  permitida para los conductores de automóviles en el país es de 0.5 mg/i (0.5 por 1000). Desde el año 2005 en la República de Bulgaria se introduce el sistema de "vignette" para el tráfico y los conductores extranjeros pueden comprar "vignette" en los puestos aduaneros de control.

 

Idioma

El Búlgaro es el idioma  oficial y el alfabeto oficial es el cirílico. El idioma Búlgaro  pertenece al grupo de las lenguas eslavas. Las lenguas mas parecidas al Búlgaro, son el Ruso y el Serbo-Croata. El Inglés es el idioma extranjero más popular en el país y la mayoría de los jóvenes pueden comunicarse por medio de esta lengua. El Francés, el Alemán y el Ruso también son populares.

 

Historia

La historia de los Búlgaros puede ser descrita ya desde la más remota antigüedad ( I milenio a. C.), desde cuando se les conoce como pueblo indoeuropeo creador de Estados. La patria de los Búlgaros es el Asia central, concretamente el área de las montañas Pamir e Hindú Kush. En las fuentes Indias este territorio es denominado Balkhara, y en las Griegas Baktria. Con una formación social altamente desarrollada, los Búlgaros crean un rico patrimonio en la esfera de la concepción filosófica del mundo, la gestión estatal, la estructura social, la organización militar, la escritura, la lengua, la construcción, la astronomía. Un logro impresionante de los Búlgaros es su antiguo calendario solar, perfecto desde el punto de vista astronómico y matemático y reconocido por la UNESCO como uno de los más exactos entre los calendarios de los que se tiene noticia. Datan de los siglos antes de Cristo los contactos de los Búlgaros con China, India y Persia. Mas tarde, conforme se desplazan hacia el oeste, los Búlgaros encuentran  en su camino a Armenios, Judíos y Eslavos y se comunican con ellos, y en cada cual queda algo del otro. En el siglo IX, en el mapa de la Europa medieval existen tres grandes imperios: la Bulgaria Danubiana, el Estado de los Francos, y Bizancio. Al nordeste se robustecen los fundamentos de la Bulgaria  del río Volga. En la Edad Media los Búlgaros son unos de los primeros pueblos Cristianos que establecen contactos culturales con los Árabes. En la época moderna y contemporánea, la colaboración de Bulgaria con Alemania, Austria, Francia, Inglaterra, Italia, España con los países Escandinavos, Balcánicos, y de Europa del Este forma parte integral de los procesos de formación de la Europa moderna. Las aportaciones de los Búlgaros al acervo cultural universal son multidireccionales. Debemos resaltar en primer lugar la idea de formar un Estado basado en la Justicia y en una actitud tolerante  respecto al otro, en el rechazo de la esclavitud y en la organización de una sociedad del trabajo libre: todo esto ya en el lejano siglo II d.C.. Es notable la Cristianización  parcial relativamente temprana  de los Búlgaros, que salen a defender la futura Religión  de toda Europa  junto con los Armenios, en una batalla en el Campo de Avarair (451 d. C.). Los Búlgaros caídos  en este combate son canonizados por la Iglesia Armenia. En la Edad Media, Bulgaria se convierte en modelo de colaboración política y cultural con los demás Estados. Sus hijos espirituales  los Santos hermanos Cirilo y Metodio, que dieron al mundo eslavo  una nueva escritura y que fueron proclamados  copatronos de Europa por el Papa Juan Pablo II. En momentos trascendentales, los Estados de los Búlgaros devienen escudos de Europa  contra las agresiones de los bárbaros del este. El folklore Búlgaro es un banco genético para la herencia cultural paleoeuropea. En la actualidad, el espíritu Búlgaro está dando al mundo científicos, investigadores y especialistas  en todos los campos del saber humano: John Atanasoff, reconocido en E.E.U.U. como inventor del ordenador  moderno, es norteamericano de origen Búlgaro. Es extraordinario  el talento del Búlgaro  Asén Yordanov, constructor en jefe del primer Boeing . Peter Petroff trabajo en el programa Apollo, invento el reloj digital, etc. Para los Búlgaros es un orgullo  el bajo Boris Hrístov, cantante de ópera de fama mundial. Los Búlgaros entran en el nuevo tercer milenio con nuevas ideas y ambiciones.

La presencia  europea de los antiguos Búlgaros se remonta al año 165, según los anales mas antiguos el estado Búlgaro: la Nómina de los Kanes Búlgaros. En el siglo VII, el Estado de los Búlgaros encabezado por el Kan Kubrat se convierte en una gran potencia  que los cronistas Bizantinos llamaron la Vieja Gran Bulgaria. En señal de consideración, el Emperador Bizantino Heraclio I concedió a Kubrat, que era Cristiano, el título honorífico  de patricio y le hizo ricos presentes. El tesoro encontrado en la tumba del Kan cerca del pueblo de Malaya Pereshchépina, hoy en Ucrania, es una prueba del poderío político de la Gran Bulgaria y del prestigio de su soberano. A mediados del s. VII la Vieja Gran Bulgaria se reencarna en dos nuevos y poderosos Estados: la Bulgaria del Volga y la Bulgaria del Danubio. La Bulgaria del Volga crea  una brillante civilización  Islámica en lucha contra los pueblos de las estepas y los principados Rusos. En el s. XIII, tras una tenaz resistencia, el país se ve obligado a hacerse vasallo de la Horda de Oro Mongola. El Estado fue aniquilado definitivamente por el Zar Ruso Iván el Terrible a mediados del s. XVI. Incluso hoy en día, la vista de las ruinas de Bolgar Veliki, capital de la Bulgaria del Volga, es impresionante. Los Búlgaros del Volga fueron sometidos a una fuerte presión asimiladora por el Imperio Ruso  y sobre todo por el régimen soviético que les impuso el incorrecto nombre étnico de Tártaros. Actualmente, en la República de Tatarstán existe un movimiento de intelectuales que aboga por la recuperación  del gentilicio Búlgaros y por el restablecimiento del nombre antiguo del país: Bulgaristán. En los Balcanes, la Bulgaria Danubiana con el Kan Asparuj (680-700)  al frente, une a los antiguos Búlgaros con los restos de los Tracios y con las Tribus Eslavas del llamado grupo Búlgaro. Se edifica la capital, Pliska, sobre una superficie enorme para la época. Durante el Reinado de Kan Tervél  (700-718) Bulgaria ensancha  su territorio y se convierte  en una gran fuerza política. En 718, gracias a la victoria militar  Búlgara sobre los Árabes  cerca de los muros de Constantinopla, los territorios europeos  son salvados de la terrible invasión desde el este. En tiempos del Kan Krum (803-814) Bulgaria limita  al oeste con el Imperio de Carlomagno y al este las tropas Bulgaras llegan hasta los muros de la capital Bizantina, Constantinopla. En 864, durante el Reinado del Príncipe Boris I Mijail (852-889), Bulgaria adopta el Cristianismo como Religión oficial. Con esto se suprimen las diferencias etnoculturales  entre Búlgaros, Tracios, y Eslavos y comienza la formación de una nacionalidad Búlgara única. A fines del s. IX los hermanos Cirilo  (Constantino el filósofo) y Metodio componen y difunden  el alfabeto Búlgaro - Eslavo. Sus discípulos Clemente y Naúm encuentran en Bulgaria  condiciones propicias para emprender un trabajo fructífero. Desde Bulgaria, esta escritura se propaga a otros países. Hoy escriben con ella  en Macedonia, Rusia, Ucrania, Bielorrusya, la ex Yugoslavia. Durante el reinado del Zar Simeón el Grande (893-927) las fronteras del país  llegan a tres mares: el negro, el Egeo y el Adriático. Es la época del llamado Siglo de Oro de la cultura Búlgara. Bajo el sucesor de Simeón Petar (927-969), el Estado Búlgaro sigue siendo una fuerza política considerable , pero una incursión de Sviatoslav, soberano de la Rusia de Kiev, sirvió de pretexto  para la "ayuda"  ficticia de Bizancio. Como resultado de ello el Reino Búlgaro  encajó un terrible golpe: rechazando  a Sviatoslav, el Emperador Bizantino Yoán Tzimiskes conquistó en 971 las tierras orientales de Bulgaria con la capital Veliki Preslav. En aquel momento  descolló el genio del Zar Samuil (997-1014), durante cuyo Reinado  el centro estatal de Bulgaria se trasladó a Ohrid (hoy en la República de Macedonia). La epopeya Búlgara en a lucha contra Bizancio  conoció brillantes triunfos, pero también duros reveses. En 1018, después de la derrota de las tropas Búlgaras, Bulgaria cayó bajo el dominio de Bizancio, por casi 170 años. Ya en los primeros años  bajo el poder extranjero, los Búlgaros acometieron la lucha por su libertad. En 1186, una insurrección encabezada por dos Nobles: los hermanos Asén y Pétar, restableció la independencia del Reino Búlgaro, y Veliko Tárnovo se convirtió en su capital. El anterior poderío de Bulgaria se restablece durante el Reinado  del tercero y menor de los hermanos, Kaloyán (1197-1207), y bajo el cetro del Zar Iván  Asén II (1218-1241) el Reino Búlgaro alcanza su segundo apogeo: establece su hegemonía política en el sudeste europeo, expande sus fronteras hasta los mares Negro, Egeo y Adriático, desarrolla la economía y la cultura. En 1235 queda restablecido el Patriarcado Búlgaro como Iglesia  Autocéfala  con sede en la ciudad de Tárnovo. Sin embargo, as discordias entre una parte de la nobleza conducen a la división del país en dos: aparece un reino de Vidin (occidental) y otro de Tárnovo (oriental). En 1393 la regia ciudad de Tárnovo es tomada y destruida por los turcos osmanlíes u otomanos, y en 1396 caen las últimas tierras Búlgaras libres. La aristocracia y el clero Búlgaros son brutalmente masacrados por el invasor islámico. Sólo unos pocos consiguen salvarse emigrando. Ëste sería el período más oscuro de la historia Búlgara, que se prologaría cinco largos siglos. Las rebeliones de los Búlgaros detienen las ambiciones conquistadoras  de los osmanlíes al oeste. Europa vive tranquila el Renacimiento. A mediados del siglo XVIII comienza el Renacimiento Búlgaro, retrazado por la fuerza. La lucha por una Iglesia independiente, la edición de libros y más tarde de periódicos  y revistas en lengua Búlgara, la creación de escuelas laicas Búlgaras y la consecución de un status oficial del idioma y la cultura, son los pasos hacia la formación de la nación Búlgara. Es un acontecimiento  de particular importancia la composición de la Historia Eslavobúlgara  por el padre  Paisi de Hilendar (1762). La lucha por una Iglesia  Nacional obliga al Gobierno Turco  a reconocer a los Búlgaros como nación autodeterminada. Durante el reconocimiento empieza también un movimiento por la liberación nacional. En 1869 se crea en Bucarest un Comité Central Revolucionario Búlgaro que desde el territorio Rumano dirige los preparativos de una insurrección de todo el pueblo. Resulta clave la figura  de Vasil Levski (1837-1873), héroe nacional  de los Búlgaros, llamado el Apóstol de la Libertad. Perseguido durante años por la Policía Otomana, el genial revolucionario es capturado, enjuiciado, y ahorcado en Sofía. Incluso hoy día, el pueblo tiene a Levski por Santo y lo considera la víctima más entrañable  de Bulgaria en toda su milenaria historia. El levantamiento de abril de 1876 contra la dominación Otomana es un momento de viraje en el movimiento de emancipación nacional de los Búlgaros. En esta rebelión, cuya mayor fuerza se registra en Tracia, se inmolan por Bulgaria miles de revolucionarios, descollando entre ellos el poeta nacional Hristo Bótev (1848-1876) El sangriento aplastamiento  de la insurrección, las atroces matanzas y violencia contra la población Cristiana  plantean La Cuestión Búlgara ante la opinión democrática del mundo. El fracaso de la Conferencia de Embajadores  celebrada en Estambul  y que preveía la creación de un Estado Búlgaro independiente en el espacio étnico Búlgaro, provocó una nueva guerra entre Rusia y Turquía. En 1877 el Emperador Ruso Alejandro II declara el inicio de la contienda. Tras duros y épicos combates  (en el desfiladero de Shipka  y en Pleven)  que duran un año, Turquía se ve obligada a firmar  un tratado de paz. El 3 de marzo de 1878 Bulgaria recupera su libertad, abarcando  su territorio las que fueron tierras Búlgaras antiguas y legítimas (Mesia, Tracia, y Macedonia). Poco después, olvidando las aportaciones históricas de los Búlgaros  al desarrollo de Europa, las grandes potencias revisaron  el tratado de Paz y desmembraron los territorios Búlgaros en tres partes. Proclamaron el Principado de Bulgaria (en la actual Bulgaria del Norte, con capital Sofía) con el Príncipe Alejandro de Battemberg al frente; crearon una Rumelia  Oriental (la Bulgaria del Sur de hoy) con un Gobernador Cristiano al frente dependiente del Sultán y dejaron Tracia y Macedonia bajo el Gobierno directo del Imperio Otomano. Se atendieron intereses políticos temporales. En 1885 los Búlgaros realizaron la Unificación  del Principado de Bulgaria con Rumelia Oriental. En las tierras de Macedonia que quedaron bajo el dominio Turco y en las que prevalecía la población  Búlgara estalló en 1903 el Levantamiento del día de San Elías y de la Transfiguración, que fue sofocado cruelmente por las autoridades Turcas. Fernando de Sajonia Coburgo, Príncipe de Bulgaria desde 1887, proclamó la Independencia del país de Turquía y en 1908 recibió el título de Zar de los Búlgaros. Bulgaria participó en la Guerra Balcánica  (1912) para unificar a la nación y la ganó, pero en la siguiente contienda, la Guerra entre los Aliados (1913), fue derrotada por Rumania, Turquía y sus ex aliados, que le arrancaron territorios poblados por Búlgaros. La Intervención de Bulgaria en la Primera Guerra Mundial en el bando de Alemania  y Austría - Hungría persiguió de nuevo el objetivo de la unificación nacional, pero termino con una catástrofe. En 1918 el Zar Fernando abdico en su hijo Boris III. El Tratado de Paz de Neuilly, de 1919 impuso duras cláusulas a Bulgaria: el país perdió el acceso al Mar Egeo, la Tracia Occidental fue entregada a Grecia, la Debrudzha del Sur a Rumania  y los alrededores de Strumitsa, Bosilegrad,  y Tsaribrod al reino de Serbios, Croatas  Eslovenos (en virtud de un Tratado Búlgaro Rumano de 1940, la Dobrudzha del Sur fue devuelta a Bulgaria).  En la Segunda Guerra Mundial, Bulgaria no envió soldados  al Frente Oriental ni contra los Ejercitos de las potencias democráticas. Ejerciendo una fuerte presión ciudadana, el pueblo Búlgaro no permitió que los Judios Búlgaros  fueran deportados a los campos nazis. Fueron salvadas cerca de 50.000 personas. El 9 de septiembre de 1944, en el país se establece un Gobierno del Frente de la Patria. Bulgaria se incorpora a la coalición antihitleriana, del lado de las fuerzas democráticas. Docenas de miles de Búlgaros mueren en el frente  durante la etapa final de la Guerra. En 1946, en Bulgaria es proclamada la República. Llega al poder el Partido Comunista Búlgaro  se establece un régimen totalitario. Se impone el sistema de nacionalización  y colectivización. Bulgaria forma parte del bloque soviético. El 10 de noviembre de 1989 comienzan los cambios democráticos en Bulgaria. Es aprobada una nueva Constitución (1991), son restablecidos los partidos políticos, empieza a edificarse una economía de mercado. Hoy en día, Bulgaria se esta integrando en la gran familia europea afirmando su propio modelo de tolerancia étnica, basado en los tradicionales valores democráticos y experiencia histórica Búlgaros. Bulgaria es un importante factor de estabilidad en los Balcanes, independientemente de que su transición social y económica sea difícil y compleja. Con esta función, Bulgaria sigue cumpliendo la misión mediadora entre pueblos y culturas.