País: Israel
Nombre Oficial: Estado de Israel
Capital: Jerusalén
Continente: Asia
Territorio: 20.770 Km2
División Política: 6 Distritos
Sistema de Gobierno: Presidencialista
Población: 7.047.001 habitantes
Crecimiento demográfico: 1.8% (2006)
Religión: Judíos 80.1%, Musulmanes 14.6 %, Católicos 2.1%
Otros 3,2%
Composición Etnica: Judíos 80.1%, No Judíos en su mayoría Arabes19.9%
Gentilicio: Israelí
Idiomas: (Oficiales) Hebreo y Arabe, (no Oficiales) Inglés,
Alemán, Francés, Húngaro, Español, Rumano y Ruso
Educación: Pública y Privada
Fiestas Patrias: 12 de Mayo Día de la Independencia Nacional
Salud, Gasto Público: 6.1% (2006)
Moneda: Nuevo Shequel
Desempleo: 8.3 % (2006)
Alfabetización: 95.4 % (2005)
Fecundidad de la Mujer: 2.4 (2006)

Clikee sobre el País para ver su Publicación

Israel, tierra de la Biblia y patria histórica del pueblo judío, esta situada en el medio oriente, a lo largo de la costa este del Mar Mediterráneo, formando parte de un puente terrestre entre dos continentes: Asia, África y Europa. En esta tierra, el pueblo judío comenzó a desarrollar su religión y cultura distintivas hace unos 4.000 años; y en ella ha conservado una permanente presencia física, durante siglos como un estado soberano y en otros tiempos, bajo dominación extranjera. Largo y estrecho en su forma, el país tiene 470 kilómetros de largo, de norte a sur, y abarca unos 135 kms en su punto más ancho, entre el Mar Muerto y la costa mediterránea, Israel limita con el Líbano al norte, Siria al noreste, Jordania al este, Egipto al sudoeste y el Mar Mediterráneo al oeste. A pesar de su pequeño tamaño, Israel abarca las distintas características topográficas y climáticas de un continente. En el norte las boscosas alturas de la Galilea se mezclan con verdes y fértiles valles; las dunas y tierras labradas marcan la planicie costera que bordea la costa del Mediterráneo; las colinas en el centro de Israel se elevan hacia el este, las cimas rocosas de las cadenas montañosas de Judea y Samaría en el centro del país descienden abruptamente hacia el subtropical Valle del Jordán y el Mar Muerto el punto más bajo de la tierra. Desiertos montañosos, extendiéndose a través del Néguev y la Aravá hacia el sur, terminan en la punta más septentrional del Mar Rojo.

 

Agua

Al escasear el agua en la región, se hacen esfuerzos intensivos para utilizar lo disponible al máximo y buscar nuevos posibles recursos. En los años 60, las fuentes de agua dulce del país fueron unidas en un sistema nacional integrado, cuya arteria central, el Acueducto Nacional, conduce el agua a través de una red de estaciones de extracción de reservorios, canales y tuberías desde el norte y el centro del país hacia el semi-árido sur. Proyectos existentes de la actualidad para la utilización de nuevos recursos incluyen la siembra de nubes, el reciclamiento de las aguas residuales y la desalación del agua de mar.

 

Flora y Fauna

La rica variedad de plantas y animales que existe en Israel refleja tanto su ubicación geográfica como su topografía y clima variados. Más de 500 clases de pájaros,  alrededor de 100 especies de mamíferos y 90 de reptiles, y aproximadamente 3.000 variedades de plantas (de las cuales 150 son nativas de Israel) se encuentran dentro de sus límites. Cerca de 150 reservas naturales, que abarcan casi 3.500 km2, han sido establecidas a lo largo del país, encontrándose en etapa de planificación varios cientos de sitios adicionales.

Tal como sucede con los manzanos de invierno, los viñedos mediterráneos y las palmeras datileras del desierto, que crecen a pocos kilómetros de distancia los unos de los otros, también los buitres y los halcones, leopardos, jabalíes, gacelas, camaleones viven en estrecha proximidad entre si. En el otoño y la primavera, el cielo se llena de millones de aves migratorias, muchas de las cuales hacen un descanso en Israel, en su paso hacia otros climas. La preservación y protección del medio ambiente natural se ha convertido en una importante preocupación nacional. Se han promulgado leyes progresistas de protección a la naturaleza y a la vida silvestre, se han plantado millones de árboles para reforestar las antiguas laderas y fueron establecidas 150 reservas naturales, que cubren una superficie de aproximadamente 3.500 km2.

Dos Reservas sin parangón -producto de una profunda sensación de herencia- han sido creadas: Neot Kedumim, el parque del paisaje bíblico ; y Jai Bar (vida silvestre), un proyecto que tiene por meta reintroducir en su habitat natural a los animales mencionados en las fuentes históricas. El amor a la naturaleza, entronizado en leyes que prohiben cortar incluso las flores más comunes que crecen a la vera de los caminos, o talar un árbol sin una autorización, han devuelto la abundancia de las flores silvestres en primavera y una sombra refrescante en el verano caluroso.

 

 

Historia

Período Bíblico (circa 3000 AEC-538 AEC). La Historia Judía comienza en la primera mitad del segundo milenio AEC, con los Patriarcas: Abraham, su hijo Isaac y su nieto Jacob y  sus hijos. El hambre comenzó a extenderse, y esto forzó a Jacob y a sus hijos –los antepasados de las 12 tribus de Israel- a emigrar a Egipto, donde sus descendientes fueron esclavizados. Varios siglos más tarde, Moisés saco a su gente de ese país y los guió de vuelta a la tierra de Israel. Durante cuarenta años erraron por el desierto del Sinaí, donde se forjaron como nación y recibieron la Ley de Moisés, que incluye los Diez Mandamientos, que dio forma y contenido a la fe monoteísta de sus patriarcas ancestrales.

La tumba de Cristo situado en la iglesia del Santo Sepulcro, de Jerusalén. Un judío rezando en la parta adjunto del Muro de las Lamentaciones, de Jerusalén.

Bajo el comando de Josué, las tribus israelitas conquistaron la tierra, se asentaron en ella, uniéndose especialmente en tiempos de amenazas exteriores, durante el liderazgo de los llamados Jueces. Se instituyó la Monarquía bajo Saúl (c. 1020 ABC); su sucesor, David, unificó las tribus y convirtió a Jerusalem en la capital de la nación (circa 1000 AEC). El hijo de David, Salomón, transformó el reino en una floreciente potencia comercial y construyó  en Jerusalem  el Templo al Dios único de Israel. Restos arqueológicos  testifican que importantes centros de comercio urbanos que  fueron fundados durante su reinado, incluyendo las ciudades fortificadas de Hatzor, Seguido y Guezer. Tras la muerte de Salomón, el país se dividió en dos reinos: Israel (capital: Samaría) y Judá (capital Jerusalem ), los cuales coexistieron durante los dos siglos subsiguientes, gobernados por reyes judíos y exhortados por los Profetas hacia la justicia social y la observancia de la Ley.

El reino de Israel fue invadido por los Asirios (722 AEC) y sus pueblos disperso (las Diez Tribus Perdidas). Judá fue conquistado por los Babilonios  (586 AEC) quienes destruyeron el Templo en Jerusalem y exiliaron a la mayoría de la población judia a Babilonia.

Se sucedieron muchos hechos históricos, hasta Gran Bretaña llevó el problema a las Naciones Unidas y la Asamblea General de la ONU aprobó, el 29 de noviembre de 1947, el establecimiento de dos estados en el área (al oeste del río Jordan)  uno judío y otro árabe. Los judios aceptaron el plan de de partición, los árabes lo rechazaron. Con el término del Mandato Británico (14 de mayo de 1948) , el pueblo proclamó  el establecimiento del Estado de Israel. Horas mas tarde se inició una guerra ante la invasión por parte de países árabes, lo que pasó a ser la Guerra de la Independencia de Israel. En la Declaración del establecimiento del estado, Israel extiende su “mano a todos los estados vecinos y a sus pueblos, en una oferta de paz y de buena vecindad”. Una reconciliación adicional en la región fue conseguida cuando Israel y Jordania pusieron término al estado de guerra de 46 años entre ambos (julio, 1994). Seguido por un Tratado de Paz (octubre de 1994), que estableció relaciones diplomáticas plenas entre ambos países. El impulso en el proceso de paz abrió el camino para la ampliación de los contactos y relaciones con otros países árabes.

 

Los nombres de Israel

A lo largo de la historia, Israel ha sido conocido por muchos nombres: Eretz Israel (Tierra de Israel); Sión, una de las colinas de Jerusalem, que acabó por incluir tanto la ciudad homónima como la Tierra de Israel; Palestina derivado de "Philistia" y utilizado por primera vez por los romanos (año 135 EC); en un intento de erradicar toda referencia a la conexión judía con el país; la Tierra Prometida; la Tierra Santa. Para la mayoría de los israelíes, Israel es, muy simplemente, Haaretz, El País

 

El Pueblo

Fundada como un estado judío, la sociedad de Israel pasa los 6 millones de habitantes, formando un mosaico de diferentes religiones, culturas y tradiciones sociales. La ciudadanía es determinada por nacimiento, residencia o naturalización; los ciudadanos que desean mantener una doble  nacionalidad pueden hacerlo.

La afiliación y practicas religiosas son un asunto de elección personal, estando garantizada la libertad de cultos por la Declaración del Establecimiento del Estado de Israel. Hoy en día, la población del país está constituida por un 79.2% de judios, 14.9% musulmanes, 2.1% cristianos (en su mayoría árabes) y un 1.6% drusos, el 2.2% no esta clasificado por religión. Dentro de este marco pluralista, las diversas comunidades mantienen sus propias instituciones religiosas, educacionales, culturales y de beneficencia. Los tribunales religiosos de cada comunidad tienen absoluta jurisdicción en todos los asuntos que tratan del status personal de sus miembros. Cada uno de los múltiples lugares santos del país es administrado por su propia autoridad religiosa, estando garantizada por ley la protección contra la profanación y la violación de los mismos, así como el libre acceso a ellos. El día oficial de descanso de Israel es el sábado, el shabat. Los Musulmanes observan su día de descanso el viernes y los Cristianos el domingo.

 

Vida urbana

Cerca del 91 por ciento de la población vive en centros urbanos. Algunos de ellos están ubicados sobre antiguos lugares y toman los nombres originales, como Jerusalem, Beer Sheva, Nazaret, Ashkelón, Acco, Sabed y Tiberíades cuyos barrios viejos forman parte ahora de las nuevas  ciudades en expansión. Otros surgieron de pueblos que se fundaron antes de la independencia, incluyendo a Jedera, Petaj-Tikva, Netania y Rejovot. Centros urbanos se establecieron en los primeros años de la existencia del estado, preferencialmente en áreas no habitadas, para asentar a la creciente población.

La edificación urbana esta construida principalmente de piedra, bloques de hormigón y estuco. Su estilo varía desde restaurados vestigios de siglos pasados y viviendas construidas para albergar a la población en los tiempos preestatales, hasta proyectos vecinales apresuradamente erigidos para alojar a las masas que llegaron con el establecimiento del estado, y los edificios residenciales, comerciales e institucionales de las últimas décadas, que reflejan  el efecto de la planificación moderna. La mayoría de las áreas  residenciales están separadas de las zonas comerciales e industriales con extensos parques y numerosas plazas de juegos situados dentro de los límites de la ciudad.

Las cuatro principales ciudades son: Tel-Aviv, eje de la vida industrial, comercial, financiera y cultural del país, fundada (1909)como la primera ciudad judía en los tiempos modernos; Haifa, importante puerto sobre el Mediterráneo y centro industrial de la zona norte de Israel; Beer Sheva, la ciudad más populosa del centro y sur del país; y Jerusalem, la capital.

 

Cultura y esparcimiento

Cuatro mil años de patrimonio judio, un siglo de sionismo político y cinco décadas de estado moderno han contribuido, al desarrollo de una cultura israelí  que refleja elementos internacionales mientras se esfuerza por lograr una propia y autentica identidad. La expresión cultural a través de las artes en Israel es tan variada como su misma gente, con actividades para cada gusto, y ofrece un talento profesional de nivel internacional junto con valiosas oportunidades para artistas que quieren llegar a la cima y para aficionados.

Un hecho básico para el desarrollo de la literatura en el país ha sido el renacimiento del idioma hebreo –hace un siglo- para su uso cotidiano y como un expresivo lenguaje literario. Los escritores y poetas tratan con amplitud imágenes  y hechos locales así como temas universales y reflejan la variable naturaleza de las inquietudes del país y el desarrollo de su compleja y multifacética sociedad. Cerca de  2.500 títulos se publican anualmente, los cuales, junto a las reediciones de obras clásicas y los libros importados, pueden ser encontrados en librerías de cualquier pueblo o ciudad. Alrededor de 1.000 bibliotecas facilitan libros y servicios de referencia, incluyendo bibliotecas ambulantes que sirven a las zonas más alejadas.

La pintura y la escultura contemporáneas, que reflejan tendencias internacionales, están influidas también por el específico temperamento y paisaje israelí. El arte en todas sus formas goza de una amplia exhibición en los museos y las múltiples galerías de arte de todo el país. Los barrios viejos de  Jerusalem, Yafo y Sabed han sido restaurados como barrios de artistas y la aldea de artistas de Ein Hod esta anidada en los Montes del Carmel, cerca de Haifa, para quienes buscan el arte en un ambiente campestre.

Varias importantes orquestas sinfónicas, incluyendo la mundialmente  famosa Orquesta Filarmónica de Israel, diversos coros, una compañía de opera y decenas de conjuntos de cámara se presentan en todo el país. Grupos de danzas profesionales, así como conjuntos  de bailes folklóricos, aparecen regularmente ante entusiastas audiencias. Habimá la compañía nacional de teatro, varios teatros municipales y diversos grupos de drama menores, profesionales y de aficionados montan desde obras clásicas  y musicales hasta, las más recientes obras de dramaturgos israelíes. La creciente industria cinematográfica ha empezado a competir en la escena internacional.

 

La Bandera de Israel

Esta bandera es la misma que ondeó en el 1er. Congreso Sionista, en Basilea (Suiza) en 1897. David Wolfsohn, que sucedió a Herzl como Presidente de la Organización Sionista Mundial relató como nació la idea de esa bandera. El Talit -manto con que se cubre el judío para rezar- fue el símbolo. Dijo Wolfsohn: "Tomemos el Talit y llevémoslo delante de los ojos de Israel y del mundo". Así ordenó la bandera con la estrella de David pintada sobre ella. Flameaba sobre el hall del Congreso Sionista y es la que hoy representa al Estado de Israel.

En octubre de 1948, Israel adoptó su bandera. La conforman cinco franjas horizontales: tres blancas y dos azul-celeste destacándose, en el centro, la Estrella de David. La bandera fue presentada en forma oficial, el 11 de mayo de 1949, en la ciudad de Nueva York, al convertirse Israel en el 59° Estado miembro de las Naciones Unidas.

 

El Escudo

El emblema oficial de Israel, adoptado en 1949, es la "Menorah" o Candelabro de Siete Brazos, antiguo símbolo del pueblo judío. Es la forma vista en relieve del Arco de Tito en Roma. Estuvo en el Tabernáculo y, al construirse el Templo de Jerusalém, el Gran sacerdote recibió la órden de guardar  la "Menorah" llena de aceite y encenderla diariamente.

Fue llevada a Roma tras la destrucción del Templo y transportada, triunfalmente, por Tito. La Menorah del escudo israelí está rodeada de dos ramas de olivos unidas a través de la palabra "Israel", en hebreo. Una remota interpretación sostiene que la hoja de olivo era "una luz para el mundo". La luz estuvo siempre asociada con la idea de paz, así como la oscuridad lo estuvo con la guerra.

La Menorah y el árbol de olivo, como símbolo de paz, pueden encontrarse en la visión del profeta Zacarías, quien vislumbró una Menorah flanqueada por dos olivos que hechan su aceite dentro de las siete lámparas del candelabro. En las siete llamas flameaban siete palabras que un ángel le ayudó a leer: "LO BEJATI VELO BECOAJ KI IM BERUJI": "no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu..." (Zacarías, 4:6). La visión de Zacarías fue recreada cuando la Menorah, con una rama de olivo  en cada flanco, se convirtió en el escudo del Estado de Israel.

 

El Himno "Hatikva" (Esperanza)

El poema "Hatikva", que fue adoptado por el Movimiento Sionista como Himno Nacional de Israel en 1948, al establecerse el Estado. Fue escrito en 1878 por el poeta Naftalí Herz Imber. En aquélla época de renacimiento nacional judío en los países de Europa Oriental, las persecusiones sólo acrecentaban las añoranzas del retorno a Sión. "Hatikva" fue una expresión perfecta de la esencia del movimiento de resurrección nacional judía y del retorno a Sión.

"Mientras en lo profundo del corazón palpite un alma judía, y, vueltos hacia el Oriente, los ojos atisben a Sión, no se habrá perdido nuestra esperanza la esperanza milenaria, de ser un pueblo libre en nuestra tierra, en la tierra de Sión y Jerusalén".

 

El Mar Muerto, es un gran lago situado entre Israel, Palestina y Jordania, es considerado el lugar habitado más bajo del planeta, pues está a casi 400 metros debajo del nivel del mar. La presión atmosférica es la más elevada del planeta y en el lugar hay  una tasa de oxígeno 15% superior a la que existe al nivel del mar.


Las aguas del Mar Muerto tienen un porcentaje     de sal que no tiene comparación con ninguna concentración de agua salada existente en otra parte del mundo.
Eso también determina la presencia de otros minerales que hacen que el agua tenga una densidad tan  viscosa como el aceite.

La concentración media de sales minerales en el Mar Muerto es es de 280 gramos por litro, cuando la media general del índice de salinización en los mares es de 35 g/l .

El nombre Mar Muerto fue dado en virtud del hecho de la gran cantidad de sal en sus aguas que no permite el desenvolvimiento de ningún tipo de vida.

A pesar que la vida no sea posible en esas condiciones, la fama de las aguas del Mar Muerto es mundial, por las características terapéuticas de sus 21 minerales, 12 de los cuales no son encontrados en ningún otro lugar.

También es famoso el Mar Muerto por sus manantiales térmicos y por el barro negro que es aplicado en el cuerpo para limpieza de la piel y mejoría de la circulación sanguínea y de la función respiratoria.

Más allá de eso, la zona del Mar Muerto posee una situación climática muy especial pues la alta presión atmosférica y la gran concentración de oxígeno en el aire, mayor que en el resto del mundo, mejora la filtración de rayos prejudiciales del sol y lo curioso es que ¡eso sucede en una zona desértica!.

El Mar Muerto tiene 76 kilómetros de largo y un ancho máximo de 16 kilómetros. Su superficie aproximada es de 1049 kilómetros cuadrados.

El Mar Muerto recibe las aguas del río Jordán que entra en el lago desde el norte. También hay otras corrientes más pequeñas que desembocan en el lago, principalmente desde el este.

Como las aguas del Mar Muerto no tienen salida, el aporte de agua dulce se ve reducido por la gran evaporación que se produce en esta zona  cálida y desértica.

Cada vez llega menos agua potable al Mar Muerto porque es desviada para cultivos diversos.

Las aguas del Mar Muerto en su sector norte tienen una profundidad de 396 metros, en el sur en cambio es poco profundo, con menos de 6 metros.

Se sospecha que en las profundidades del Mar Muerto están las ciudades perdidas de Sodoma, Gomorra,  Admá y Seboyim destruídas por Dios con una lluvia de fuego y azufre debido a la  perversidad y degeneración de sus habitantes.

Al este del Mar Muerto se eleva la meseta de Moab que tiene una altura de 1340 metros sobre el nivel del mar. Al oeste se encuentra la meseta de Judea que no alcanza la mitad de esa altura.

El Mar Muerto es seis veces más salado que los océanos y debido a tan alta densidad un cuerpo humano puede flotar en él.

Ein Gedi, es un oasis en las márgenes del Mar Muerto. Aquí David se escondió de la ira del rey Saúl.



Aeropuerto y terminal ferroviaria de Haifa