País: Ucrania
Nombre Oficial: Ucrania
Capital: Kiev
Continente: Europa
Territorio: 603.700 Km2.
División Política: 24 regiones y 1 República
Sistema de Gobierno: República Presidencialista
Población: 46.299.862 habitantes
Crecimiento demográfico: 0.6% (2007)
Religión: Católicos Ortodoxos 76%, Católicos 13.5%, Judíos
2.3 %, Protestantes y Musulmanes 8.2%
Composición Etnica: Ucranianos 73 %, Rusos 22%, Judíos 1%, y otros
Gentilicio: Ucraniano / a
Idiomas: Ucraniano (Oficial), otros Ruso, Polaco, Rumano y
Húngaro
Educación: Pública y Privada
Fiestas Patrias: 24 de Agosto, Día de la Independencia Nacional
Salud, Gasto Público: 3.8 % (2006)
Moneda: Jriunas
Desempleo: 2.7 (2006)
Alfabetización: 99.7 (2003)
Fecundidad de la Mujer: 1.1 (2007)

Oleksandr Taranenko, Embajador de Ucrania en la Argentina

El presente material sólo es una modesta invitación a conocer un gran país Europeo, que cuenta con una historia multisecular, una riquísima cultura, más de mil años de tradición cristiana y un importante potencial, tanto económico como turístico. Sin embargo, lo que uno nunca se olvida después de haber visitado estas tierras, es la calidad humana,  tanto en el sentido de su alto nivel cultural y profesional, como en su hospitalidad y belleza natural.
Me siento honrado, por la oportunidad de poder ejercer la alta misión de Embajador de Ucrania en la República Argentina, un país que acogio varias corrientes de emigrantes ucranianos, que hoy suman más de 300 mil personas, integrando una considerable parte del espacio mundial humanitario ucraniano, que cuenta con alrededor de 60 millones de habitantes en distintos países y continentes.
Pues, aprovechemos la positiva, política y cultural, masa crítica acumulada en el transcurso de los sucesivos años, para dar un salto cualitativo de relaciones entre Ucrania y la Argentina, a fin de beneficiarse, mutuamente y al máximo, con el importante potencial, del cual gozan ambos países.
¡Con esto, invito a todos a sumarse a la gran comunidad de Amigos de Ucrania!

Ubicación geográfica y población

Desde el punto de vista de la extensión territorial y la población, Ucrania es uno de los principales países de Europa. Su superficie ocupa 603.700 Km 2 y es mayor que la de algunos países Europeos importantes como Francia, España, Suecia, Alemania y Polonia, y equivale a la suma de territorio de las Provincias Argentinas de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Su población es de 46.3 millones de habitantes. En este rubro Ucrania ocupa el quinto lugar en Europa después de Alemania, Italia, Gran Bretaña y Francia, y vigésimo primero en el orden mundial. Dos tercios de su población (68%) son urbanos, y el tercio restante (32%) es rural. En la actualidad, hay en Ucrania 458 Ciudades, de las cuales las más pobladas son Kiev (2,74 millones de habitantes), Jarkiv (1,46 millones), Dnepropetrovsk (1,03 millones), Donetsk (996 mil) y Aviv (762 mil).

La principal vía fluvial esta constituida por el río Dnipró, que atraviesa todo el territorio del país desde el norte al sur. En el oeste se extiende el sistema montañoso de los Cárpatos donde se ubica el Centro Geográfico  de Europa, cuyo hito o monumento se halla cerca del Municipio de Rakhiv, en Zakarpattya.

Administrativamente, Ucrania está integrada por veinticuatro provincias y la República Autónoma de Crimea. La Capital de Ucrania es la Ciudad de Kiev. Sus fronteras recorren un total  de 7.590 kilómetros. El Mar Negro y el Mar de Azov hacen la frontera en el Sur del país (1.530 km.), y en el continente Ucrania  limita con Rusia, Belarús, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Rumania, y Moldova.

Según el informe sobre desarrollo humano 2007/2008 de las Naciones Unidas, Ucrania ocupa el 76° lugar entre 177 países del Mundo. El promedio de esperanza de vida en Ucrania es de 68 años. La tasa de alfabetización  de adultos alcanza un 99,4%.

En Ucrania conviven  representantes de 126 nacionalidades. Los Ucranianos representan casi el 80 % de la población del país, el resto esta constituido  por diferentes grupos étnicos como rusos, bielorrusos, rumanos, hebreos, tártaros y búlgaros, entre otros. La nacionalidad ucraniana es la segunda más numerosa  del subgrupo eslavo oriental en Europa. Una cantidad considerable de ucranianos  vive fuera de las fronteras del país: en Rusia, Estados Unidos, Kasazjstán, Bielorrusia, Canadá, Polonia, Brasil y Australia, entre otros. En general, fuera de Ucrania viven alrededor de 20 millones de ucranianos y sus descendientes.

Se estima que en la República Argentina  residen aproximadamente 300 mil personas de origen ucraniano, principalmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las Provincias de Buenos Aires, Misiones, Chaco, Formosa y Mendoza. En 1997 se cumplieron cién años de la llegada de los primeros inmigrantes ucranianos al país.

 

Clima y geografía física 

El clima de Ucrania se conoce como continental templado, mientras que en la costa del sur de Crimea predomina el subtropical. La temperatura media del mes de Enero es de -5° C, y la de Julio, 20°. El cambio climático  entre las cuatro estaciones del año es muy marcado.

El 95% del territorio presenta una superficie llana –corresponde a la planicie del este europeo- , y el 5% restante está constituido por zonas montañosas. Un 14 % del país esta cubierto por bosques, un 4% por espejos de agua y un 1,6 % por pantanos. El 7% de las tierras de Ucrania son aptas para uso agropecuario: 12 millones de hectáreas las forman las conocidas tierras negras (chernozem). Según las estimaciones de los especialistas, su suelo concentra una cuarta parte de las tierras negras del mundo.

Ucrania posee un 5% de los yacimientos naturales del globo (carbón, mineral de hierro y de manganeso, uranio, grafito y sal). Las principales minerías de carbón se ubican en la región de Donbass, cuyas reservas se estiman en 109.000 millones de toneladas. Con sus recursos propios, Ucrania cubre del 10 al 15% de su consumo de petróleo y el 25% del gas natural.

 

Historia

Hace alrededor de un milenio el Principado de Kyiv albergó el nacimiento de la única cultura eslava oriental.

El idioma y la cultura del pueblo Ucraniano encuentran su origen en el antiguo pueblo indoeuropeo. Más de 1.100 años atrás, en el territorio de Ucrania  se formó un Estado Monárquico Europeo de estilo medieval, El Principado de Kyiv (Rus de Kyiv) . con la capital en la ciudad de Kyiv. Las primeras menciones escritas sobre Kyiv datan del siglo V d. C. Las fronteras de la Rus de Kyiv  llegaban hasta el Mar Báltico en el norte, el Mar Negro en el sur, los montes Cárpatos en el oeste, y el río Volga en el este. En el año 988 la Rus de Kyiv acepto el Cristianismo y comenzó a desarrollar intensivamente el urbanismo, orientado hacia la cultura cristiana. Poco tiempo después, la Rus de Kyiv se perfiló no solamente como uno de los estados más influyentes de Europa  de aquélla época, sino también como el primer puesto  de avanzada de la civilización europea en las etapas orientales, región de donde surgían  innumerables hordas de pueblos nómades. Kyiv y otras ciudades de la Rus se convirtieron  en la cuna de la única cultura eslava oriental.

En el siglo XIII, la Rus de Kyiv fue invadida por los mongolo-tártaros. Debilitado por las guerras fraticidas entre los príncipes aspirantes al trono, el estado de Kyiv se convirtió en presa fácil de los invasores. Su brillante civilización resultó deteriorada. Sin embargo, la antigua tradición cultural y estatal de la Rus no se interrumpió en aquellos tiempos dramáticos. En su parte occidental se formó  el nuevo estado de Halych-Voly, que logró frenar la embestida  de los Kanes mongolo-tártaros  y conservar la mayor parte de la herencia de la Rus, como el reino de Danylo de Halych (siglos XIII-XIV). Más tarde, Kyiv junto con otras regiones cayeron bajo el control político militar del Gran Ducado Lituano, si bien pudieron conservar su identidad cultural. El antiguo idioma ucraniano se convirtió en el oficial de este estado; a principios del siglo XV la ciudad de Kyiv obtuvo el status de ciudad libre garantizado por el derecho de Magdeburgo.

En los siglos XV y XVII, los potentes vecinos ucranianos Polonia. Moscovia, y Turquía otomana la agredían constantemente  con el objetivo de anexarse  sus tierras. En aquélla época se formó  en el sur de Ucrania una república democrática cosaca, Sich de Zaporizzha, que defendía a los Ucranianos  sojuzgados, apoyaba su deseo de libertad  y la conservación de sus tradiciones culturales. Después de continúas  y crueles guerras y como resultado de la victoria de Hetman (jefe militar) Bohdan Jmelnytskyi, quién condujo la guerra de liberación nacional  contra Polonia en los años 1646-1654, Ucrania volvió a figurar en el mapa de Europa.

 

Cultura y Tradiciones

Desde tiempos inmemoriales, Ucrania se destaco por su peculiar cultura. En la época de la Rus de Kyiv, se observaban importantes influencias de los pueblos bizantinos y los varegos; sin embargo, la cultura ucraniana antigua conservó su autenticidad por completo. El antiguo idioma Ucraniano  se erigió en una especie  de “latín” de Europa Oriental y también constituyó la base para el desarrollo de los idiomas ruso y bielorruso.

Los elementos del pasado oral ucraniano encuentran su origen en los primeros siglos de la Era Cristiana, y la literatura escrita, alrededor del siglo X. En aquél entonces fueron construidos magníficos Templos y Palacios. Los que aún perduran continúan despertando la admiración de sus visitantes. El Gran Príncipe Yaroslav el Sabio había fundado en el siglo XI una de las mayores bibliotecas del mundo cristiano; existían también numerosas escuelas, entre ellas, las de mujeres. En la época medieval la mayoría de la población de Ucrania sabia leer y escribir.

Si bién su historia ha sido trágica y sangrienta, Ucrania conservó sus tradiciones culturales a lo largo de toda su existencia. A principios del siglo XVI aparecieron libros impresos en el país, los primeros de Europa Oriental, y cien años más tarde fue fundada  la primera universidad de orientación cristiana ortodoxa, la Academia Moguilense de Kyiv.

A pesar de la opresión de los gobernantes extranjeros, a partir del siglo XVIII se dio en Ucrania un fuerte desarrollo del arte y la literatura locales. Las brillantes obras poéticas del mayor genio de Ucrania, Taras Shevchenko, obrás de Iván Kotlarevskyi, Lesia Ukrainka, Iván Franko y otros formaron parte del tesoro literario mundial. Durante siglos se conservó su magnífica música popular, sinfónica y de ópera.

 

Religión

Ucrania es un país multiconfesional. La Religión básica es el Cristianismo Entre las diferentes confesiones, las más numerosas son las Iglesias Ortodoxas de los Patriarcados de Kyiv y de Moscú.

Poco después de la proclamación de la Independencia de Ucrania, una parte de los Sacerdotes Ortodoxos restauró el Patriarcado de Kyiv, eliminado compulsivamente en los tiempos de la dominación del Imperio Ruso. Fue restablecida también la actividad de la Iglesia Autocéfala Ucraniana, prohibida por el gobierno soviético. Una parte del Clero conservó  su lealtad al Patriarcado de Moscú. En la parte occidental  de Ucrania renovó su actividad la Iglesia Griego-Católica Ucraniana, subordinada al Papa de Roma, que fue perseguida por el régimen comunista.

Un 60% de la población se considera creyente; la mitad de la población ucraniana es Ortodoxa. La Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú cuenta con más de 9.000 Parroquias (casi el 70% del total de las confesiones); La Iglesia Ortodoxa Ucraniana  del patriarcado Kyiv, cerca de 3.000, la Griego Católica Ucraniana, casi 3.500. y la Autocéfala Ortodoxa Ucraniana, 1.000 Parroquias.

En Ucrania existen también Comunidades de Católicos Latinos, Protestantes, Protestantes Evangelistas,  Bautistas y de otras confesiones cristianas. Una cantidad considerable de Judíos Ucranianos practica el Judaísmo, y entre los Tártaros de Crimea  predomina el Islamismo.

En junio de 2.001 el papa Juan Pablo II visitó Ucrania. Su presencia favoreció considerablemente el entendimiento entre los fieles de las diferentes confesiones. 

 

Turismo

En el año 2007 Ucrania fue visitada por 23 millones de turistas extranjeros. Actualmente el país cuenta con 1.200 hoteles, 3.160 sanatorios y lugares de descanso. La mayoría de los turistas llegó de Rusia y de otros países de la ex URSS. Últimamente ha crecido la cantidad de turistas provenientes  de países como Hungría, Alemania, Israel, Estados Unidos, Eslovaquia, Austria, Gran Bretaña, Bulgaria, República Checa, Italia, Francia, Grecia y Canadá. Entre las ciudades más visitadas se hallan Kyiv, Odesa, Aviv, Zaporizzha, Donetsk y Sevastopol.

Las regiones más atractivas para los visitantes son la península de Crimea y las montañas de los Cárpatos.

 

En el curso de los años 1932/33, la hambruna intencional fue organizada y trajo como consecuencia la muerte de alrededor de 10 millones de campesinos.

En 1654, el Hetman Jmelnytskyi, bajo la presión de la situación política (amenaza a Ucrania independiente por parte de Polonia y Turquía), se vió obligado a firmar en la ciudad de Pereiaslav un tratado de alianza militar con Moscovia. Este tratado resultó ser el acontecimiento histórico más trágico de su historia. A pesar de que el tratado  fue firmado entre dos países independientes, cinco años después el Zar Ruso impuso unilateralmente un estricto control sobre el hetman ucraniano y los oficiales cosacos, e incrementó la cantidad de su ejercito acantonado en Ucrania.

En el año 1707 fracasó el intento del hetman Iván Mazepa de aprovechar el apoyo de Suecia para liberar a Ucrania del Imperio Ruso. El Zar Ruso Pedro I y sus seguidores respondieron  a ese intento con sangrientas invasiones a Ucrania y la eliminación definitiva  de las libertades cosacas; se abolió la autonomía del estado cosaco y se introdujo el sistema de servidumbre de gleba.

En ese momento, comenzó la explotación colonial de Ucrania, que fue dividida entre el Imperio Ruso  (Ucrania Central y Oriental) y Polonia, reemplazada luego por el Imperio Austro-Húngaro (1772-1918) y nuevamente Polonia, hasta el año 1939 (Ucrania Occidental).

El pueblo ucraniano, con sus líderes políticos y culturales, no perdían la esperanza de lograr el restablecimiento  del Estado Ucraniano. La oportunidad adecuada para esto se presentó  a fines de la Primera Guerra Mundial, cuando comenzaron a desmoronarse  los Imperios Ruso y Austro-Húngaro. El 22 de Enero de 1918 fue proclamada la República Democrática de Ucrania (UNR), que fue reconocida por numerosos países del mundo, incluyendo la Argentina. Como primer presidente fue elegido el conocido historiador y político Myjailo Hrushevskyi.

Durante el período 1918-21 Ucrania se transformó en campo de operaciones militares y tenaces batallas entre las fuerzas nacionales ucranianas, bolcheviques, monárquicas rusas, como también alemanas, austro-húngaras, francesas, polacas y rumanas. Bajo estas condiciones Ucrania no logró defender su independencia. En 1922, la UNR finalmente fue vencida por el ejército de los bolcheviques e incorporada a la Unión Soviética (URSS).

Las décadas de 1930 y 1940 del siglo XX se vuelven aún más dramáticas para Ucrania. El totalitario régimen comunista de la URSS dirigido por José Stalin llevó a cabo uno de los crímenes más sangrientos de la historia: el genocidio del pueblo ucraniano, hecho que lamentablemente no cuenta con la debida difusión entre la comunidad internacional. Por orden de Stalin, fue organizada en Ucrania la hambruna intencional que, en el curso de los años 1932-33, trajo como consecuencia la muerte de alrededor de 10 millones de campesinos. Simultáneamente, centenares de miles de intelectuales ucranianos y millones de ciudadanos comunes fueron reprimidos, fusilados o deportados a los campos de trabajos forzados en Liberia. Todo este proceso se llevo a cabo con el propósito de destruir la base social de la conciencia nacional ucraniana.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Ucrania se constituyo nuevamente  en uno de los principales teatros  de operaciones bélicas. Tres millones de Ucranianos murieron en los frentes de combate. En los territorios ocupados por los nazis, murieron otros cinco millones de personas. Las pérdidas materiales  de Ucrania durante la guerra sumaron casi un trillón  de dólares estadounidenses. El período soviético de posguerra  en la historia de Ucrania  tuvo dos caras. Por un lado, se produjo un marcado desarrollo económico, científico y educativo y por el otro, el régimen soviético implementó una política activa  de “rusificación” de Ucrania, en el marco de la cual perseguía despiadadamente a los patriotas ucranianos empleando diferentes formas de represión.

El 16 de Julio de 1990, antes de la caída de la URSS, la Verjovna Rada (Parlamento) de Ucrania proclamó  el “Acto sobre la soberanía del Estado”, que constituyó el primer paso en el camino hacia la recuperación  de la soberanía. El 24 de Agosto de 1991, Ucrania proclamó su Independencia. El 1° de Diciembre del mismo año  se realizó un plebiscito  popular en el que más del 90 % del pueblo se pronunció por la Independencia. Como Presidente del renovado estado de Ucrania fue elegido Leonid Kravchuk. En 1994, se celebró un acto eleccionario que proclamó a Leonid Kuchma como nuevo Presidente, quién en el año 1999 fue reelegido para otro período de cuatro años.

Ucrania heredó de la URSS un sistema político de corte autoritario que resultó ser completamente inadecuado para el desarrollo de un estado democrático independiente. En un período extremadamente corto en términos históricos, en condiciones de una profunda  crisis económica, ecológica y psicológica que al principio de la década de 1990, se había instalado en todos los estados postsoviéticos, Ucrania tuvo que resolver problemas de gran magnitud, cuya solución, en otros países del mundo, habría demandado siglos o al menos décadas.

Las autoridades de Ucrania tomaron una decisión sin precedentes en la historia mundial de renunciar a la posesión de armas nucleares seguida por el  costoso y complejo proceso de desarme. En la actualidad continúa luchando contra los efectos de la catástrofe  de Chornobyl, que afectó al 7% de la población del país. Aún hoy, una quinta parte del territorio permanece contaminada con elementos radiactivos.

Después de la adquisición de la independencia se formaron y consolidaron las instituciones del estado, se fundó un nuevo sistema político democrático y un estado de derecho, se creó el sistema de seguridad y defensa nacional, se emprendió la integración en el espacio europeo y mundial, así como reformas sociales y económicas.

Una nueva página en la historia de Ucrania se abrió con la Revolución Naranja en Noviembre de 2004, que dio un fuerte impulso al desarrollo del Estado y de la sociedad democrática, a la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos y los medios de comunicación, a la independencia de los juzgados y lucha contra la corrupción.

En el año 1996 marcó una serie de hechos significativos: el Parlamento ucraniano aprobó una nueva Constitución, se consiguió frenar la inflación, que alcanzaba niveles catastróficos y comenzó a circular la moneda nacional, el hryvna. En los años posteriores gracias a la implementación de las reformas democráticas  y de economía de mercado y el desarrollo del comercio internacional, paulatinamente, se pudieron revertir las causas de la crisis.

A partir del año 2000 la situación económica va mejorando dinámicamente y en los últimos años la economía de Ucrania manifiesta uno de los mejores niveles de crecimiento en Europa.

 

Política Internacional

Desde la proclamación de la Independencia en 1991, Ucrania logró convertirse en un miembro altamente respetado de la comunidad internacional, reconocido por más de 170 países extranjeros. Prácticamente con todos ellos se establecieron relaciones diplomáticas, así como se desarrolla activamente la cooperación bilateral. En Kyiv actúan 132 representaciones de los estados extranjeros (incluso de la República Argentina). Ucrania ha creado una red efectiva de sus propias representaciones diplomáticas y consulares, y tiene presencia en el extranjero  con más de cien oficinas. Ucrania es uno de los estados fundadores  de las Naciones Unidas y a estas alturas es miembro de cerca de 90 organizaciones internacionales.

La política exterior de Ucrania se orienta actualmente a una serie de objetivos primordiales, que son: el ingreso en la Unión Europea y en las estructuras euroatlánticas; el desarrollo de relaciones de amistad y asociación con los países vecinos, la defensa de los derechos de sus ciudadanos dentro del país y en el extranjero, y la ampliación de los contactos económicos y comerciales con otros estados.

Sistema del Poder Judicial

La administración de Justicia se realiza mediante el Juzgado Constitucional y los Juzgados de jurisdicción general. El órgano superior de Justicia es, en el sistema de la jurisdicción general, la Corte Suprema de Ucrania. La totalidad de la Administración de Justicia se realiza por los Juzgados. La jurisdicción de los Juzgados se extiende a todas las situaciones de Derecho que surgen en el Estado. El Juzgado Constitucional actúa en forma separada, independiente de los Juzgados de jurisdicción general. Dicho Juzgado no puede cumplir las funciones de casación, apelación o supervisión en lugar de los Juzgados de jurisdicción general. La actividad del Juzgado Constitucional favorece el control constitucional en todas las esferas, sin excepción; la afirmación del principio de superioridad del Derecho en el aseguramiento de los Derechos y las libertades de los ciudadanos previstos en la Constitución.

 

Economía

Ucrania cuenta con un gran potencial económico, industrial y agropecuario. Sin embargo, durante casi toda la década de 1990, su economía atravesó un complejo período de transición. De la época soviética el país  había heredado una estructura económica deformada y poco efectiva, con una base tecnológica anticuada y una industria claramente orientada hacia la producción militar. Gran cantidad de empresas requerían una reconstrucción  y reordenación radicales. En el momento de la proclamación de la Independencia, mas del 80 % de la industria no disponía del ciclo tecnológico completo.

La agricultura de Ucrania, que cuenta con posibilidades inmejorables para recuperar su antigua reputación de ser el “granero de Europa” –el producto bruto de granos puede alcanzar los 50 millones de toneladas anuales- sufrió también considerables  pérdidas como resultado de la realización de proyectos bolcheviques de “transformación de la naturaleza”, y especialmente de la implementación  de un sistema absurdo de granjas colectivas soviéticas, los Koljoses. Durante el período 1991-1999, el producto bruto interno (PBI) de Ucrania se redujo en un 52%; la producción industrial en un 48% y la producción agropecuaria en un 51%. En el país surgió el problema de la desocupación, con un índice anual de entre 10 y 12 %. Se produjo una fuerte polarización de la población en cuanto al nivel de ingresos. Los sectores pobres representaban un 25 % del total de los habitantes.

Ucrania exporta tradicionalmente los productos siderúrgicos, químicos, maquinaria y equipamientos, mercaderías agropecuarias y alimentos, e importa principalmente petróleo y gas natural, máquinas y equipos mecánicos y eléctricos, automóviles y productos químicos.

Después del largo y complejo período de transición de Ucrania, a partir del 2000 comenzaron a percibirse los avances en la economía gracias a las reformas agraria y administrativa, la privatización, la aparición de la propiedad privada en la tierra, es decir, los principios de la economía de mercado. En estas condiciones, el PBI comenzó a crecer anualmente a niveles que oscilan entre 4 y 7%, y superó en 2007 los USD 131.000 millones.

En 2007 el nivel del PBI a valores de paridad de poder adquisitivo per cápita alcanzó  USD 8.600: El monto del comercio exterior de Ucrania en 2007 alcanzó los USD 123.700 millones (exportaciones: 58.200 millones; importaciones: 65.500 millones).

Las operaciones comerciales se efectúan con mas de 150 países del mundo. Los mercados básicos para los productos Ucranianos son la Federación de Rusia, Turquía, Italia, Alemania, China, Gran Bretaña, Estados Unidos y Hungría. Entre los principales proveedores de Ucrania figuran  la Federación de Rusia, Turkmenistán, Alemania, Estados Unidos, Polonia, Italia, Kazajstán y Francia.

El monto total de las inversiones  extranjeras directas que llegaron a Ucrania durante los años de la Independencia, desde más de 100 países del mundo, alcanzaron los USD 22.400 millones. Entre los principales inversores se destacan Alemania, Chipre, Austria, Gran Bretaña, Países Bajos, Estados Unidos, la Federación de Rusia, Islas Vírgenes Británicas, Francia, Suiza, Polonia y Hungría.

A comienzos del 2008, las reservas de divisas de Ucrania llegaban a USD 33.200 millones.

Ucrania tiene un potencial altamente desarrollado de la industria aeroespacial, integrando el restringido club de los países que poseen el ciclo completo de la producción de aviones y naves espaciales.

 

Pulso del Mundo agradece a la Embajada de Ucrania en la República Argentina, por la información brindada, la que se ampliará y actualizará permanentemente..